jueves, 20 de julio de 2017

Aplicaciones para las marcas, acercándose al consumidor

Internet y las nuevas tecnologías llegan a todas las esferas de nuestra vida, de esto son conscientes muchas y marca y pretenden hacernos llegar sus mensajes publicitarios a través de los medios en los que nosotros solemos comunicarnos con más frecuencia. En esta idea reside la razón por la que muchas marcas se han lanzado a la creación de apps que puedan comunicar los valores de las marcas y facilitar la adquisición de sus productos o la contratación de sus servicios.

Cuando hemos lanzado la idea de aplicaciones para facilitar la contratación de servicios, a muchos se nos viene a la cabeza, apps tan características como las que nos permiten reservar habitaciones, contratar vuelos o incluso conseguir un servicio de taxi.

Ahora bien, algunas marcas han desarrollado apps que van más allá, porque no solo pretenden facilitar la venta de sus productos, sino hacer más sencilla la experiencia de compra a sus clientes. En este caso destacan algunas marcas de ropa, donde se intentan romper las barreras y los miedos de los consumidores a la hora de comprar ropa por internet y no acertar por ejemplo por la talla. En algunas aplicaciones se configura un pequeño cuestionario sobre las características corporales del consumidor para entender cómo le quedarían ciertas prendas y combinaciones de ropa.


Lo cierto, es que desarrollar apps es una manera de invertir en el propio valor de la marca, porque en cierto modo estaríamos dándole razones a los consumidores para que confíen en nosotros, estamos haciendo nuestro servicio de venta online más seguro, porque pueden contratar y contar con nosotros a través de una aplicación desarrollada por nuestra propia marca. Se trata de una manera de conectar más concretamente con el consumidor, acercándonos a sus gustos y a sus comportamientos. Quizás las apps se puedan considerar en el día de mañana como uno de los únicos canales de comunicación de las marcas con los clientes. 

domingo, 16 de julio de 2017

El blanco de la publicidad: el corazón del cliente


A día de hoy son muchas las marcas que han decidido apostar por el marketing emocional, intentar despertar sensaciones  y sentimientos al consumidor a través de sus campañas publicitarias, de ahí que el blanco u objetivo de la publicidad se haya orientado hacia lo que algunos dicen es el corazón del cliente.
El marketing emocional es una tendencia de relativa actualidad, ya que ha surgido como reacción publicitaria a la hora de movilizar a los consumidores a través de sus sentimientos, valores y emociones. En este sentido, esta técnica de marketing configura sus estrategias en base a las emociones de los consumidores a los que pretende hacer llegar el producto o servicio de su marca.

Aumento de las campañas publicitarias con estrategias de marketing emocional


Hoy en día es raro ver anuncios de grandes marcas que simplemente resalten los beneficios o ventajas de su producto. En cierto modo vemos una disminución de las campañas publicitarias meramente comparativas, porque los productos se posicionan en el mercado más bien por lo que puedan transmitir y hacer sentir a quienes los compran.

De esta manera, comienzan a tener más relevancia lo que algunos han denominado como redes de bienestar, porque se pretende dejar huella en el consumidor con ese producto o servicio y que se genere una experiencia que dicho consumidor pueda compartir con otros consumidores. En este punto en concreto vemos como el aumento de las propias redes sociales tiene relevancia en estas redes o cadenas de bienestar, donde se enfatiza el papel que ese producto ha tenido para quienes han disfrutado de él.
La importancia de crear una buena campaña de marketing que llegue al corazón de los consumidores estriba en el propio hecho de conseguir que esa campaña sea exitosa, o por el contrario se convierta en una campaña más y simplemente fracase.

domingo, 26 de febrero de 2017

Cuando lo vintage se convierte en venta moderna segura

A pesar de que cada vez nos encontramos en una sociedad más moderna, informatizada y tecnológica, que busca lo último en todos los productos y servicios, lo vintage sigue siendo una apuesta segura. Nos encanta lo antiguo, muchos afirman que es debido a la nostalgia por lo retro, y existen algunos sectores que lo saben bien, por ejemplo, el sector de la moda.

Busco un artículo vintage, no me importa el precio, el tiempo lo vale

Esto parece ser una premisa dentro del mundo retro. Todo lo que se pone de moda adquiere mayor demanda y por tanto un mayor precio.
El último caso es el de la empresa NAC o lo que es lo mismo, la National Audio Company. Ellos no se equivocaron al continuar fabricando cassettes a gran escala, cuando el resto de compañías cerraron o cambiaron de producción, y ahora cuentan con una fabricación que alcanza los 10 millones de cintas. Toda una confirmación de que los jóvenes van en busca de lo antiguo para ser más “modernos”.

Dónde adquirir artículos vintage

Uno de los barrios más retro versus moderno, de nuestro país es el barrio de Malasaña, plagado de tiendas de segunda mano y establecimientos que se reinventan y ofrecen artículos diversos como maletas antiguas, mesas de madera rústicas antiguas, o zapatos al estilo Mad Men o Downton Abbey, hace las delicias de los jóvenes y no tan jóvenes en busca de ese objeto que habrían encontrado en casa de su bisabuela.
Las tiendas de caridad Oxfam, también han visto aumentadas sus ventas considerablemente en Reino Unido, y por ello han creado una sección en su tienda física y también virtual de artículos vintage que van desde ropa a sombreros, zapatos o paraguas.

Apuesta por los artículos vintage en tu empresa

Y es que no todas las empresas son exclusivas de objetos retro. Otras simplemente están adaptando algunos de sus modelos a esta tendencia, o bien están rescatando aquellos que ya no fabricaban.

Un ejemplo de ello fue el boom de los relojes de pulsera dorados Casio, y otro la vuelta de las motocicletas Bultaco, que según la compañía volverán a fabricarse para los más nostálgicos.
Por otro lado, importantes marcas de ropa como Zara, Mango o H&M, cada vez más introducen, temporada tras temporada, modelos con toques vintage y retro que hacen las delicias de los que buscan por ejemplo ese calzado que puede ver en su película de época preferida.

E igual sucede con los muebles. El gigante IKEA caracterizado por sus líneas modernas, simples y nórdicas, está recuperando modelos icónicos de décadas pasadas. Todo un éxito.

domingo, 19 de febrero de 2017

Presentaciones dinámicas, la importancia de qué cuentas y cómo lo cuentas

La mayoría de los lectores se habrán tenido que enfrentar alguna vez en su vida a una presentación o exposición, al menos en clase o en el trabajo. Pero seguro que la totalidad de vosotros habéis asistido a una charla, ponencia o presentación de cualquier tema. En muchas ocasiones es un buen orador el que nos engancha a seguir atendiendo por encima del propio tema del discurso.
¿Cómo se consigue?


Herramientas para conectar con la audiencia

En primer lugar, es importante contar con un buen soporte audiovisual. Las imágenes y videos perduran más tiempo en nuestra memoria que las palabras. Por ello para realizar una buena ponencia es fundamental utilizar unas diapositivas llamativas.
Lo más utilizado a día de hoy es Power Point, pero existen otras posibilidades:
-Prezi, basado en el 3D y el zoom, cuenta como ventaja su continua actualización que nunca deja indiferente al espectador. Un sistema encadenado de ideas que puede utilizarse desde Window y Mac.
-KeyNote, tu herramienta si eres usuario iOS. Cuenta con gran capacidad y calidad de imagen.
-Emaze, para los que quieren realizar presentaciones esquemáticas con plantillas atractivas que van desde una sala de un museo hasta artículos de periódico.

La importancia de la puesta en escena

Además de un buen uso de lo audiovisual es importante trabajar el lenguaje corporal y la voz.
Para muchos ponentes, la voz es su mayor potencial. La posibilidad de modular el tono constantemente es una de las claves del éxito en conseguir la atención de los oyentes.
El cuerpo también debe acompañar al discurso. Cuidar las expresiones faciales para que sean acorde a lo que relatamos, mover las manos a nivel horizontal y mantenernos erguidos en todo momento, son algunos de los trucos de los mejores oradores.

A su vez, también es importante que el discurso esté bien hilado. Utilizar un vocabulario adaptado y adecuado, establecer una estructura de introducción, nudo y desenlace, y en cada punto realizar una mini introducción que sirva de hilo conductor. Añadir ejemplos, interactuar y preguntar a la audiencia y contar historias con las que la audiencia se identifique son algunos de los recursos que más enriquecerán tu presentación.